En el mundo del SEO, la optimización de las URL es uno de los aspectos más importantes a considerar para lograr un buen posicionamiento en los motores de búsqueda. Las URL canónicas son un concepto importante en este sentido y en este artículo vamos a explicarte qué son y cómo utilizarlas.

Las URL canónicas son una herramienta que permite a los webmasters indicar a los motores de búsqueda la URL preferida para indexar una página web. Esto es especialmente útil en casos donde existen múltiples URL que apuntan a una misma página, como puede ocurrir en sitios web con contenido duplicado, productos con diferentes variantes o URLs generadas automáticamente.

Las URL canónicas son un elemento importante en la optimización de las URL, ya que permiten evitar problemas de contenido duplicado y mejoran la visibilidad de la web. Al indicar al motor de búsqueda cuál es la URL preferida, se asegura que todo el tráfico que llegue a la página sea contabilizado de forma correcta y que no se pierda relevancia por la existencia de múltiples URL.

Estas URL canónicas son importantes porque ayudan a evitar problemas de contenido duplicado, lo que puede afectar negativamente el posicionamiento de la página en los motores de búsqueda. Si existen varias URL que apuntan a la misma página, el motor de búsqueda puede tener dificultades para determinar cuál es la URL correcta a indexar, lo que puede llevar a que se penalice la página por contenido duplicado.

Si existen varias URL que apuntan a la misma página, la autoridad de la página se divide entre ellas, lo que puede llevar a que ninguna de ellas tenga suficiente autoridad para posicionarse de forma efectiva.

Además mejoran la experiencia de usuario, ya que ayudan a evitar confusiones y errores al navegar por el sitio web. Si existen varias URL que apuntan a la misma página, los usuarios pueden llegar a la página a través de diferentes rutas, lo que puede llevar a confusiones y problemas de usabilidad.

Para utilizar las URL canónicas en tu estrategia SEO es necesario seguir algunos pasos clave:

  • Identificar las URLs duplicadas: lo primero que hay que hacer es identificar las URLs que apuntan a la misma página. Esto se puede hacer utilizando herramientas como Google Search Console, Screaming Frog o Ahrefs, que permiten identificar las URL duplicadas en el sitio web.
  • Seleccionar la URL canónica: una vez identificadas las URLs duplicadas, es necesario seleccionar cuál será la URL canónica. La URL canónica debe ser la URL que se desee posicionar en los motores de búsqueda y que se considere más relevante para los usuarios.
  • Implementar las etiquetas canónicas: una vez seleccionada la URL canónica, es necesario implementar las etiquetas canónicas en todas las URL duplicadas que apuntan a ella. Esto se puede hacer añadiendo la etiqueta <link rel="canonical"> en la sección <head> de la página, indicando la URL canónica correspondiente.

    Por ejemplo, si la URL canónica seleccionada es https://ejemplo.com/producto, se deberá agregar la siguiente etiqueta en todas las URL duplicadas que apunten a ella: <link rel="canonical" href="https://ejemplo.com/producto">

  • Verificar la implementación: una vez implementadas las etiquetas canónicas, es importante verificar que se hayan implementado correctamente. Para ello, se puede utilizar la herramienta de inspección de URL de Google Search Console, que permite verificar la presencia y correcta implementación de la etiqueta canónica.
  • Actualizar los sitemaps: finalmente, es importante actualizar los sitemaps del sitio web para incluir la URL canónica seleccionada en lugar de las URL duplicadas. Esto permitirá que los motores de búsqueda indexen correctamente la página y eviten problemas de contenido duplicado.

Es importante tener en cuenta que las URL canónicas no resuelven todos los problemas de contenido duplicado, y que en algunos casos puede ser necesario implementar otras soluciones, como redirecciones 301. Además, es importante utilizar las URL canónicas con precaución y no abusar de ellas, ya que pueden afectar negativamente el posicionamiento de la página si se utilizan de forma incorrecta.