Los dominios de Internet son los nombres que identifican a las páginas web y a los servicios online. Por ejemplo, el dominio de esta página es estudioware.com. Los dominios se componen de varias partes separadas por puntos, y la más importante es la extensión o el dominio de primer nivel (TLD).

Los TLD son las letras que aparecen al final de un dominio, como .com, .org o .es. Estos indican el tipo o la categoría del dominio, así como su origen geográfico o temático. Existen diferentes tipos de TLD según su función y su administración:

  • Los TLD genéricos (gTLD) son los más comunes y se usan para fines generales. Algunos ejemplos son .com (comercial), .org (organización), .net (red) o .info (información).
  • Los TLD patrocinados (sTLD) son gestionados por organizaciones específicas que establecen sus propios criterios de registro. Algunos ejemplos son .edu (educación), .gov (gobierno), .mil (militar) o .mobi (móvil).
  • Los TLD de código de país (ccTLD) son asignados a cada país o territorio y suelen tener dos letras. Algunos ejemplos son .es (España), .fr (Francia), .de (Alemania) o .uk (Reino Unido).
  • Los TLD internacionales (iTLD) son variantes de los ccTLD en otros alfabetos o idiomas que no usan el sistema latino. Algunos ejemplos son .中国 (China), .рф (Rusia), .السعودية (Arabia Saudí) o .日本 (Japón).
  • Los TLD genéricos restringidos (grTLD) son similares a los gTLD pero tienen algunas restricciones en su uso. Algunos ejemplos son .biz (negocios), .pro (profesionales), .name (personas) o .coop (cooperativas).

La elección de la extensión de dominio adecuada es muy importante para el éxito de un proyecto web, ya que influye en la imagen, la credibilidad, el posicionamiento y la audiencia del mismo. Algunos consejos para elegir bien son:

  • Escoger un TLD que se ajuste al propósito y al público objetivo del sitio web. Por ejemplo, si se trata de una página informativa, se puede optar por un .info; si se trata de una tienda en línea, se puede optar por un .shop; si se trata de una página dirigida a un país concreto, se puede optar por el ccTLD correspondiente.
  • Evitar los TLD que puedan generar confusión o ambigüedad con otros dominios similares. Por ejemplo, si se quiere registrar el dominio ejemplo.com, se debe comprobar si existe ejemplo.net, ejemplo.org o ejemplo.es y si pueden afectar negativamente al tráfico o a la reputación del sitio web.
  • Aprovechar las ventajas de los nuevos TLD que se han introducido desde 2013 y que ofrecen una mayor variedad y especificidad. Por ejemplo, se pueden usar TLD relacionados con sectores (.travel, .health, .music), ciudades (.paris, .london, .berlin) o marcas (.apple, .google, .bmw).

Algunas empresas y organizaciones han adoptado la práctica de registrar nombres de dominio que incluyen palabras comunes o términos de marcas populares con el fin de evitar que otras empresas o individuos los utilicen. Esta práctica, conocida como “cybersquatting”, puede ser considerada ilegal en algunos casos y puede dar lugar a controversias legales.

Otra práctica relacionada con el registro de nombres de dominio es el “domaining”. En este caso, se registran nombres de dominio con la intención de venderlos en el mercado secundario a un precio más alto. Algunos dominios pueden ser especialmente valiosos si contienen palabras clave relevantes para una industria en particular o si son fáciles de recordar y escribir.